TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LA CELULITIS

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LA CELULITIS

“Nunca debes olvidar que incluso el cuerpo más saludable, en su peso ideal y en la perfecta forma física puede tener hoyuelos en los muslos o cúmulos de grasa en el vientre. Recuerda que la mayor parte de las mujeres comparten ese problema contigo.”

Dirección Médica de BUPA

¿Qué es?

La primera acepción que nos ofrece la RAE al buscar el término “celulitis” es: “acumulación subcutánea de grasa en ciertas partes del cuerpo, que produce en la piel una rugosidad similar a la de la piel de la naranja”.

La celulitis se produce cuando hay problemas circulatorios y linfáticos, es decir, cuando no se produce el drenaje adecuado en algunas células, por lo que aumentan de tamaño y se vuelven mucho más rígidas.

Las mujeres son mucho más propensas a sufrir celulitis que los hombres, ya que tienden a acumular más grasa en el cuerpo, de hecho, el 85% de las españolas la padecen pese a no estar en sobrepeso, según datos de la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética). De hecho, seguro que tú misma te la notas en mayor o menor medida.

¿Cómo se desarrolla?

Generalmente se pueden distinguir 4 fases, de menos a más agresiva:

La primera fase afecta a la dermis y al tejido celular subcutáneo. Empieza a producirse un mal drenaje de las sustancias de deshecho. Estás en esta fase si la celulitis no es visible, a menos que presiones o pellizques la zona.

La segunda fase se caracteriza por la aparición de un edema que se va extendiendo y aparece la denominada “piel de naranja”. Te encuentras en este punto si la celulitis es visible cuando estás de pie, pero desaparece si te tumbas.

En la tercera fase es cuando el sistema linfático empieza a congestionarse y se instala un mal drenaje y una mala circulación de las zonas afectadas y se forman nódulos. Puedes estar en esta tercera fase si compruebas que los hoyuelos de la celulitis son visibles en cualquier postura o posición.

La cuarta fase corresponde al caso extremo en que el tejido es tan denso que hay deficiencias en cuanto a la nutrición y oxigenación y por ello se produce una intoxicación de la zona que puede llegar a ser dolorosa. Esta cuarta fase puede ser alarmante y detectarás que estás en este punto si la celulitis es visible en todo momento, pero además ves nódulos duros.

¿Cuales son las causas?

No hay una única causa que favorezca la aparición de la celulitis, de hecho, su origen es multifactorial y por eso se destacan varios factores como relevantes. La genética tiene mucho que ver en todo esto, pero también las hormonas, por eso es más habitual en mujeres y durante la pubertad, el embarazo, la menopausia o con la toma de anticonceptivos. También juega un papel importante la circulación, ya que la celulitis se agrava con problemas linfáticos o vasculares. Existen otros factores no menos importantes como el sedentarismo, una alimentación inadecuada o poco saludable, el estrés, el consumo de alcohol y tabaco y otros factores menos determinantes pero que también pueden favorecer una mala circulación, y por lo tanto la aparición de la celulitis. Lo ideal es que controles todos los factores no genéticos que están a tu alcance para gozar de buena salud.

¿Se puede prevenir?

La celulitis no es evitable al 100% pero sí que hay hábitos que ayudan a minimizarla. Una de las cosas que se pueden hacer es llevar una dieta saludable y que favorezca la circulación sanguínea y linfática. Se consigue bebiendo mucha agua, reduciendo el consumo de sal, comiendo alimentos ricos en potasio (plátano, espinacas, frutos secos…), depurativos (espárragos, alcachofa, piña…), ricos en fibra y bajos en grasa. Una buena práctica es organizar el menú semanal con antelación para poder comprobar que incluyes todos estos alimentos. Otra cosa que se debe hacer para minimizar los efectos de la celulitis es ejercicio físico, no hace falta que sea muy intenso, pero sí todos los días. Subir escaleras o andar media hora son buenos hábitos que pueden marcar la diferencia. Si usas el transporte público, bájate una parada antes y anda hasta el trabajo o tu casa. Otra buena opción para prevenir esta afección son los masajes o tratamientos de drenaje y de activación de las células como es el Endermologie® Corporal.

Tratamiento Endermologie® Corporal

Es el tratamiento líder mundial en estimulación celular a nivel corporal. Es ideal para reducir volumen y la grasa localizada de forma 100% natural usando una técnica no invasiva de estimulación mecánica que hace que las células de la piel se reactiven y vuelvan a funcionar correctamente.

Como ya se ha dicho, la celulitis puede afectar a todo tipo de cuerpos. No porque lleves un estilo de vida muy saludable y seas deportista, no te vas a librar de esta temida celulitis, y menos si eres. Es posible que detectes la celulitis en zonas como las nalgas, las piernas y la barriga que es dónde más grasa se suela acumular. El tratamiento Endermologie® Corporal permite combatir la celulitis y la retención de líquidos gracias a los rodillos monitorizados y a la succión que moviliza y elimina la grasa.

Cabe destacar que consiste en una manera totalmente natural, ya que se trata de un masaje agradable.

La acción drenante y la limpieza de toxinas favorecen que los líquidos retenidos se eliminen y sean expulsados, consiguiendo una mejora circulatoria más que notable y evitando que esos líquidos y las toxinas se vuelvan a acumular en el cuerpo.

Para realizar este tratamiento, lo primero que se hace es una valoración inicial y personal mediante un análisis corporal (bioimpedancia): se toman medidas exactas para poder valorar los resultados y comparar el antes con el después. Además, también se le dan al paciente unas pautas alimenticias para que el tratamiento sea más eficiente.

Cada metabolismo es distinto, y por ello se debe determinar qué programa es el más adecuado para cada uno. Normalmente se empieza con dos sesiones semanales (de 60 minutos cada una) durante el primer mes para poder hacer una primera valoración de los resultados. Los estudios científicos nos dicen que un 99% de los pacientes están satisfechos con el resultado tras un tratamiento de 12 sesiones totalmente adaptas e individualizadas según el cuerpo. El cambio es notable a muchos niveles y desde la primera sesión, ya que una mejor circulación provoca una eliminación de líquidos y por lo tanto una ligereza inmediata, así como también una piel mucho más lisa y elástica. ¿Te gustaría sentirte así de una vez por todas?

Todas las mujeres, en mayor o menos medida sufren o sufrirán celulitis y no hay nada mejor que combatirla desde el primer momento de la forma más natural posible.