LO QUE TODO EL MUNDO DEBERÍA SABER SOBRE EL MASAJE KOBIDO®

LO QUE TODO EL MUNDO DEBERÍA SABER SOBRE EL MASAJE KOBIDO®

Tal y como sigue diciendo Lidia Maseres, es japonés, muy efectivo y muy, muy placentero. ¿De qué masaje estamos hablando? ¡Evidentemente de Kobido®!

¿DE DÓNDE VIENE EL MASAJE KOBIDO®?

El masaje Kobido® es un ritual de belleza que data de 1472, cuando en Japón los concursos de habilidades en técnicas de masaje eran muy populares, los samuráis se daban masajes en la cara para calmar la mente y recuperarse de las batallas, de esta manera potenciaban su fuerza interior.

Kobido® significa “antiguo camino a la belleza”. Al parecer ayudaba a los guerreros a relajar los músculos faciales y a preservar el bienestar, equilibrio y el vigor que necesitaban para las guerras inminentes.

Los resultados de Kobido® eran auténticamente milagrosos, con el paso de los siglos, la técnica fue adoptada por las emperatrices japonesas para mantener sus rostros jóvenes eternamente y por supuesto, bellos.

¿QUÉ ES UN MASAJE KOBIDO®?

Kobido® es la aplicación manual de un masaje que consta de más de mil técnicas exclusivas divididas en 48 categorías y cada una de ellas se subdivide en múltiples variaciones. Es así como se adapta a los diferentes contornos, condiciones y necesidades del rostro. ¡Cada rostro requiere su Kobido® específico!

Todas estas técnicas son aplicadas únicamente con las manos del experto, no hay máquinas, no hay tecnología, solo unas manos que saben lo que tienen que hacer y cómo lo tienen que hacer. No hay ninguna máquina que pueda realizar un masaje Kobido®. La pericia y sabiduría del facialista es la clave para que un masaje Kobido® sea todo un éxito. Afortunadamente las ventajas y beneficios de un masaje Kobido® son tan amplias, que puedo pasarme el resto de este artículo hablándote de ello.

Como antes ya te he comentado, el requisito indispensable es que el masaje Kobido® te lo realice un auténtico profesional. ¡Si tienes dudas pregúntame y te ayudaré a identificar los auténticos profesionales del Kobido®!

Una vez identificado correctamente a tu profesional de Kobido® ya puedes dejarte llevar y disfrutar del momento y de sus múltiples beneficios.

¿QUÉ PUEDES ESPERAR DE UN MASAJE KOBIDO®?

El espacio donde te van a dar el masaje Kobido® va a estar totalmente preparado para tu desconexión, así que te recomiendo que, durante ese espacio de tiempo, aparques tu móvil y te olvides de él.

La música que oirás será totalmente relajante, y no serán los últimos éxitos de cualquier lista de superventas. Tendrá el volumen justo para que la oigas, pero no para que te moleste. En pocas palabras, el protocolo que se sigue es perfecto para que tú te relajes completamente y disfrutes de ese momento, así tu piel, tu cuerpo y tu alma recibirán completamente los beneficios del Kobido®.

No te dormirás en la camilla. Aunque es un ir y venir, he de reconocer que quizás en algunos momentos estés a punto de hacerlo. Notarás que las manos del facialista vuelan y a penas te rozan, en otros momentos las sentirás tocando tu rostro, pero llegarás a dudar de si el facialista está usando solo sus dedos o algún artilugio sofisticado encima de él.

El masaje Kobido® dura hora y media, sentirás y mucho todo el proceso. Estará repleto de movimientos envolventes y precisos que calientan tu linfa, estimularán tus nervios faciales, tus músculos se relajarán y se descontracturarán. Además de tonificarse, por supuesto. Esto ayudará a la producción de colágeno y elastina de tu piel.

El masaje Kobido® basado en los movimientos de percusión, drenaje, vibración, estimulación, presión, relajación y reeducación muscular, logrará devolver a tu rostro la armonía que creías haber perdido. Tus facciones naturales se elevarán y te aportará belleza a tu rostro.

Realmente Kobido® es un auténtico lifting facial, pero la maravilla es que no es invasivo y es totalmente natural. Revertirá la conexión rota entre tu cara, tu cuello, tu escote y tu cráneo. Gracias al masaje Kobido®, estas zonas se liberan de tensiones musculares, los signos del estrés desaparecerán y tu piel se transformará en una piel más radiante, más suave y tonificada.

Por si no fuese suficiente, además, Kobido® hará que elimines tus dolores de cabeza si es tu caso, reduce el dolor de la articulación de la mandíbula y mejora los síntomas del bruxismo.

Cuando termines de recibir esta maravilla de masaje facial japonés además de pensar que has retrocedido en el tiempo cuando veas tu rostro, te sentirás maravillosamente. Paz, relajación, bienestar… La verdad es que es inexplicable con palabras, tienes que vivirlo.

¡Pero te aviso! Querrás repetir siempre que puedas. Kobido® pasará a ser tu momento único de relajación y belleza. ¡No hay nada igual! Como siempre, si tienes cualquier duda o quieres realizarte un masaje Kobido® conmigo, escríbeme, estaré encantado de ayudarte en lo que necesites, pero sobre todo, de que descubras el verdadero camino al bienestar y vuelvas a encontrarte con tu juventud.